INTERNET PODRIA SER MAS CARA Y DE MENOR CALIDAD

Si se impusiera el "apagón", en gran parte del país habría sólo una opción tecnológica de similares características: el ADSL, que llega por la línea telefónica. La falta de competencia iría a contramano de las tendencias mundiales, donde se busca mayor innovación y reducir los costos.

fibertel2

Prender la computadora, conectarse a Internet y mirar un largo video en YouTube. Abrir Facebook e intercambiar las últimas fotos, ver los videos que nos recomiendan, “encender” Skype y hablar “por teléfono” con amigos por todo el mundo.

Parece de lo más natural por estos días. Pero nada de esto habría sido posible si no se hubiera masificado la banda ancha en todo el mundo. Un recurso quepodría resultar más caro y de menor calidad aquí, de prosperar la decisión del Gobierno de “apagar” Fibertel, una de las redes más extendidas en el país.

La banda ancha desembarcó hacia fines de los noventa en todo el mundo. Son accesos de alta velocidad con conexión permanente a Internet. De a poco, fueron reemplazando a la tradicional tecnología telefónica conocida como dial up, que era la única disponible hasta ese momento.

Las conexiones dial up –que aún venden las compañías telefónicas– tienen dos grandes inconvenientes: son muy lentas (y uno se queda afuera de las más importantes aplicaciones de Internet de hoy en día) y, por otra parte, consumen pulsos y ocupan la línea telefónica. Así, si uno está navegando no puede recibir ni hacer llamados telefónicos, y viceversa.

La revolución digital que provocó la banda ancha llegó de la mano del cable. Sí, el mismo cable que lleva la televisión a nuestras casas. Fue la primera respuesta que encontró Internet para acercar una conexión rapidísima y confiable al público masivo. A esta tecnología se la conoce genéricamente como “cablemódem”.

Las grandes telefónicas buscaron rápidamente la forma de brindar un servicio similar. Tras distintos experimentos, surgió el ADSL, que es la banda ancha que hoy viaja por el tendido telefónico. Para que funcione adecuadamente, un técnico de la compañía debe instalar un filtro, que separa la información de voz (telefónica) de los datos (Internet).

En “condiciones perfectas” (conectando una computadora directo con el servidor) el cable módem es bastante más veloz que el ADSL. Llega a los 100 megabits por segundo, que es una enormidad. Pero Internet es una red en la que participan millones de PC y miles de otras redes y servidores, los datos pasan por cientos de “cuellos de botella” que son independientes a esta conexión directa con el servidor. Por eso las velocidades teóricas nunca se cumplen.

Además, los proveedores le ponen límites a la velocidad porque la red es un recurso compartido y buscan evitar que uno le quite performance al otro. En rigor, cuando ofrecen una conexión de 3Mbps, por ejemplo, lo que hacen es limitar que los datos bajen a mayor velocidad que eso. Pero la red da para más. Esto sucede tanto para el cable módem como el ADSL.

Como sea, hoy en día las únicas dos tecnologías capaces de llevar a los hogares una buena conexión a gran escala son el cable módem y el ADSL. Una llega por el cable de televisión, la otra por el telefónico. Son dos sistemas de alta penetración geográfica en el mundo y, particularmente, en nuestro país donde el cable tiene una larga tradición. Esto es así porque el usuario no puede conectarse a un cable que no pase por su domicilio y las conexiones inalámbricas aún no alcanzan buenos niveles de calidad.

Fibertel funciona sobre la principal red de cable que cubre la Argentina, la de Cablevisión. Por eso, de cancelarse este servicio, como pretende el Gobierno, la mayoría de los argentinos hoy en día no tendrán otra opción que el ADSL telefónico, llame como se llame el proveedor que finalmente le ofrezca el servicio.

Iríamos a contramano de las tendencias en los países centrales, donde se busca llegar con la mayor oferta y calidad de banda ancha a todos los hogares . En los Estados Unidos, donde Barack Obama impulsa su ambicioso “Plan Nacional de Banda Ancha” el 80% de la población ya tiene acceso a, al menos, dos conexiones de 4Mbps como mínimo, una de ellas provistas por cable módem. Y se espera llegar con cable al 100% de los hogares en 2013, según un informe de la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos.

Los especialistas dicen que la falta de competencia podría incidir en el precio y también en la calidad de servicio, porque si el ADSL falla, los usuarios no tendrán opciones confiables (desde el punto de vista tecnológico) para cambiar.

HOME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: