TV, LAPTOPS, CAMARAS Y EL 3D

pc3d

Si las trabas oficiales a las importaciones lo permiten, en los próximos días Samsung y Sony lanzarán al mercado argentino los primeros televisores tridimensionales, lo que representará el desembarco de esa tecnología en el país. Se trata, claro está, de la punta de un iceberg, que inaugura una nueva categoría y la promesa de nuevos negocios, ya que lo mismo harán meses después Philips, LG y Panasonic, entre otras marcas. El debut de la movida 3D es mucho más abarcativa: también llegaron –y llegarán antes de fin de año– las primeras notebooks, consolas de videojuegos, reproductores de DVD y hasta cámaras digitales con prestaciones de esas características.

Todo es parte de la lógica contundente de las tecnológicas: avanzar siempre un paso más allá con el objetivo de fomentar el consumo por vía del recambio de equipamiento. Y el 3D es hoy la gran apuesta de la industria, aunque por varios años sea un negocio de nicho, minúsculo, pensado para un segmento acotado a los fanáticos de la innovación electrónica y de alto poder adquisitivo.

Sony se adelantó unos pasos poco antes del Mundial de Sudáfrica, al traer al país algunos kits (TV, reproductor Blu Ray y anteojos) para hacer demostraciones. Hoy, la filial de la compañía japonesa, al igual que la coreana Samsung, aguarda la luz verde de la Aduana (licencias no automáticas) para poner a la venta las primeras TV 3D. Sobre cantidades y expectativas, Rafael Vieyra, CEO de Sony, no dio precisiones. Dijo que estarán a la venta entre mediados y fines de agosto y que “son partidas muy chicas, pero en poco tiempo los estaremos fabricando en Tierra del Fuego”.

No es la única novedad: la empresa tiene proyectado traer al país unas 2.000 cámaras digitales, aptas para capturas de imágenes en alta fidelidad y en tres dimensiones. La cifra es reveladora en cuanto a las expectativas más inmediatas de las tecnológicas, si se tiene en cuenta que en el país se colocan unos 900.000 equipos fotográficos al año. Al respecto, Gabriel Gruner, director de Marketing de Philips, admite que para los fabricantes, el lanzamiento de productos 3D es una estrategia de posicionamiento y “para demostrar que la marca está en la última tendencia”. El objetivo último, más que ganar adeptos es no perderlos. “El consumidor valora la calidad de imagen, el diseño y la innovación, en ese orden”, justificó el directivo.

Sea cual fuese la razón, Sony y Samsung están envueltos en una pelea particular, para determinar cuál será la primera marca en irrumpir con las TV 3D en el mercado local. Ambas compañías intentan capitalizar la repercusión del lanzamiento, pero tal ansiedad produjo un lanzamiento prematuro y fallido por parte de Samsung durante el Mundial, que anunció que sus TV 3D ya estaban a la venta. Gustavo Biassoni, ejecutivo de esa compañía, se disculpó: “Pensamos que en julio ya se estarían vendiendo, pero hubo cambios con los permisos del Gobierno y eso demoró la disponibilidad de los productos”.

Costos y tamaños En concreto, la compañía coreana tiene trabado un embarque de 5.000 unidades, de 46 y 55 pulgadas, es decir, muy pocas con relación a los 1,6 millones de unidades que se estima colocar a lo largo del año. Los costos de los equipos, como toda novedad, son más elevados que los LCD de alta definición, pero para Biassoni, ése no es el principal escollo para alcanzar la masividad, sino la falta de contenidos (películas, señales televisivas y videojuegos 3D). “Por ahora –dijo– para disfrutar la experiencia hace falta un reproductor Blu Ray, anteojos y películas. Las productoras de cine están trabajando en eso, pero hace falta mucho más”.

Gruner, de Philips, redondea la idea en forma más cautelosa, muy en sintonía con la estrategia de no apurar la entrada de sus TV 3D: “Aún no es una tecnología redonda y es un poquito engorrosa para el consumidor. Hace falta la TV, un DVD Blu Ray y usar anteojos”.

Panasonic, por su parte, tiene previsto traer su primer embarque a fines de año. Según dijo Maximiliano Hernández, gerente de Marketing de la firma, “la idea es traer entre 200 y 300 unidades”. Sobre la magnitud de la apuesta, opina que se tardará varios años en alcanzar la masificación. Si bien dice que la producción de contenidos va en ascenso, la realidad es que es insuficiente, pero no sólo en 3D sino también en alta definición. “Hoy, ni siquiera tenemos una televisión de calidad”, sostuvo, aunque reconoció avances en la materia.

Lo de Pulsar, una empresa que presta servicios para transmisiones televisivas (camiones de exteriores) representa uno de esos avances. La firma presentará el martes el primer transporte equipado para grabar y emitir señales en 3D, cuyo costo ronda los US$6 millones. “Es un principio, porque a fin de año sumaremos otra unidad”, dijo Gonzalo Pampín, de Pulsar.

La onda expansiva alcanzó a las laptops, otra de las pantallas posibles para disfrutar imágenes con profundidad. Asus, un fabricante nacional, lanzó el mes pasado las primeras notebooks 3D en la Argentina. Y la semana pasada, Lenovo se sumó a la ola, algo que Sony tiene pensado concretar antes de fin de año. Alexander Raven, director comercial de la empresa china, explicó que proyectan para este año colocar entre 1.000 y 1.500 unidades y que evaluarán la respuesta del mercado antes de aumentar la apuesta. Sin embargo, admitió que, al menos por ahora, “no es un producto de volumen”.

HOME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: